EL FÚTBOL ARGENTINO SIN SALIDA

Deportes 03/01/2017 Por
El Estado no pagó su deuda de 350 millones de pesos en cumplimiento de sus obligaciones con la AFA y muchos clubes comenzaron a declarar su inviabilidad económica de cara a sus deudas (personal, planteles, gastos fijos, proveedores) y no podrán afrontar las programadas pretemporadas.
futbol argentino
- EL FÚTBOL ATRAVIESA UNA DE LAS PEORES CRISIS DE LA HISTORIA

* Para la rescisión del contrato de Fútbol para Todos –que el gobierno impulsó en Junio de 2016 bajo presiones y promesas incumplidas-, hoy el propio Estado le exige a los clubes la aprobación de la Superliga, un Estatuto que impida la mayoría del Ascenso y el Interior, la reactivación de las Sociedades Anónimas, y limitar a veinte de manera fáctica los clubes que disputen el Campeonato de Primera División, sin esperar la progresión de los cuatro descensos y dos ascensos por año que demandaría una espera hasta el 2020 para lograr los 20 clubes del "Parque de Primera".

* Fútbol para Todos, discutiría la cifra final –en éstas condiciones-, sin apartarse de su participación en las nuevas negociaciones con la empresa o las empresas interesadas en comprar los derechos audivisuales, desafiando la gestión encomendada por los propios clubes a Marcelo Tinelli, el más calificado dirigente para llevar a cabo ese emprendimiento. O sea, ofrecerle a los clubes menos dinero que el esperado, ser parte de la negociación y prescindir de Tinelli como la figura principal de la gestión.

* La Secretaría General de Gobierno quiere que las elecciones sean el punto final de todo el proceso, mientras que los clubes aspiran una ecuación inversa: Asamblea, elecciones, y normalización institucional legítima, con prescindencia absoluta del Estado.

* Futbolistas Argentinos Agremiados no dejará de intervenir, frente a la situación planteada. Antes de cualquier medida, llevará a cabo reuniones de consulta con sus afiliados. Está claro que hay situaciones diferentes. Hay clubes que han pagado los salarios – los menos- y podrán afrontar la pretemporadas; hay otros , la mayoría, que ni han cobrado y por lo tanto su presentación a la reanudación de entrenamientos de pretemporada, está altamente cuestionada. No resulta arriesgado suponer que en las actuales condiciones, el fútbol no se reanudará y la continuidad de los diferentes campeonatos no podrá ser el 5 de Febrero, tal como se había programado.

Tal injerencia del Gobierno convierte a la AFA en una dependencia más del Estado. Y frente a este panorama, sólo los dirigentes del Ascenso y del Interior están unidos. En cambio, la Primera División pareciera dividida, pensando más en el dinero que en la institución.

Pablo Toviggino, Claudio Tapia y Daniel Ferreiro, lideran el Interior, el Ascenso Metropolitano y la Primera B Nacional. Con el actual Estatuto son 45 votos contra los 30 de la Primera, si es que todos los clubes de Primera votaran por un candidato distinto.

El Gobierno quiere poner a su candidato y que, además, los votos sean calificados. La FIFA no lo admite bajo la estricta "cláusula democrática". Para la entidad madre vale lo mismo el voto de Gilbraltar que el de Alemania, Brasil o Argentina.

Estos tres líderes, han coincidido en un "plan de lucha".

Pablo Toviggino ratificará sus denuncias ante la jueza Servini y el Tribunal de Disciplina de la AFA que se mantendrá operativo y en sesión permanente durante enero para seguir recibiendo denuncias u otro tipo de presentaciones de los clubes, en su calidad de estamento independiente. Más aún, una versión de las últimas horas, indica que su presidente, el Escribano Fernando Mitjans, podría excusarse, toda vez que también él formularía una grave denuncia contra la Junta Regularizadora.

Hay caminos legales que tal vez los dirigentes adviertan. Se trata, tan sólo, de recurrir a la FIFA. Se puede hacer de manera presencial yendo a Zurich en delegación con el paper de la situación tal como es y la solicitud de normalización real apurando la Asamblea para elegir a un nuevo presidente.

Tambien los dirigentes de la AFA pueden recurrir al TAD (Tribunal de Arbitraje Deportivo), conocido indebidamente como TAS o al TAD (Tribunal Administrativo Disciplinario) que funciona en Lausana, Suiza. Podrían ir en delegación o través de un enviado que entregue en mano los requerimientos. Y aunque tal acto constituye un "per saltum", sobre la Conmebol, deberá explicarse que es justamente la Conmebol la convalidante de este despropósito y por tanto actor fundamental de la denuncia a realizarse.

La solución está en la FIFA. Y no pidiéndole que les pague lo adeudado por el Estado Argentino o amenazando con no iniciar las actividades profesionales, como acordaron algunos clubes de Primera en actitud unilateral, tras una reunión del último miércoles en el Savoy. Se trata de soluciones institucionales. La AFA tiene esos estamentos y esos dirigentes.

La solución no pasará por cambiar al presidente de la Junta Regularizadora. Se requiere pensar en la AFA, priorizarla, abandonar los sentimientos personales, los viejos conflictos, las envidias y rencores. Encolumnarse detrás de un líder, unificar los objetivos y recomenzar el único camino posible, el de la institucionalización

Te puede interesar