CAYÓ BANDA QUE FALSIFICABA BILLETES

Policiales 18/03/2017
La PFA desarticuló a una organización delictiva dedicada a la fabricación y puesta en circulación de billetes falsos. El total del dinero apócrifo incautado asciende a más de 500.000 pesos.

El Operativo fue resultado del trabajo en conjunto entre la Policía Federal, la Agencia Federal de Inteligencia y la Dirección Nacional de Investigaciones del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Bajo la intervención del Juzgado Federal N° 1 y de la Fiscalía Federal N° 2 de Lomas de Zamora, a cargo de los Dres. Alberto Santamarina y Néstor Mola respectivamente, Secretaría N° 1 del Dr. Pelozo, se desplegaron cinco allanamientos en Lanús, provincia de Buenos Aires, que permitieron detener a cinco hombres que integraban la organización criminal.

Entre los arrestados se encuentran el cabecilla de la banda, Alberto Caminos, un comerciante de 60 años que operaba como cerebro, falsificador y financista.

Junto a uno de sus principales cómplices, Luis Keller, había sido detenido en 2008 por el mismo delito. El resto de los detenidos trabajaban como “pasadores” encargados de colocar los billetes en el mercado.

En cuanto al dinero incautado, se trata de un total de más de 500.000 pesos en billetes de 500, 200, 100 y 50. Además, se secuestraron 3 armas de fuego de distintos calibres, cartuchos, 1 CPU y un scanner, dos impresoras de última generación, una laminadora y elementos utilizados para la fabricación, impresión y el corte de billetes.

La investigación criminal

La investigación, iniciada en noviembre del año anterior, se centró al comienzo sobre un individuo que respondía al nombre de “Alberto”, sospechado de falsificar dinero en la zona sur del conurbano bonaerense. La Agencia Federal de Inteligencia (AFI), por su parte, aportó un número de línea celular que aparentemente era utilizado por esta persona.

Luego de investigar el número obtenido, se identificó al titular de la línea, un hombre con domicilio en la localidad de Lanús de apellido Caminos. Fue así que se ampliaron las pesquisas al corroborar la existencia de un segundo individuo que mantenía contacto con Caminos; además se supo que ambos habían sido detenidos en el año 2008 por el mismo delito por el cual se los estaba investigando en esta oportunidad.

Caminos era el cerebro de la operación: falsificaba el dinero y administraba las ganancias ilícitas obtenidas, mientras que el otro hombre hacía las veces de distribuidor de los billetes.

Utilizando tecnología de punta, se realizaron diversas tareas de campo, determinando que al domicilio de Keller concurrían asiduamente personas que luego se retiraban con destino incierto. Un día arribó un taxi de Capital Federal, cuyo conductor conversó con Keller y recibió luego un paquete. Finalmente se retiró del lugar, mientras el personal policial inició el seguimiento de dicho vehículo.

Tras distintas tareas efectuadas sobre el domicilio del conductor del taxi, se determinó que se trataba de Julio Omar Amud, quien junto a sus hijos Maximiliano Omar y César Daniel, eran los “pasadores” en comercios y usaban su taxímetro para idénticos fines a jubilados y turistas.

Toda esta investigación permitió determinar los roles y las responsabilidades de cada integrante de la organización. Los allanamientos finales en los que se secuestró el dinero y se detuvo a los responsables fueron la culminación de meses de tareas de inteligencia criminal y tareas de campo.

Te puede interesar