INDIGNANTE: ROBARON LA CASA MIENTRAS LA FAMILIA VELABA A SU HIJO DE SIETE AÑOS

Policiales 18/04/2017
SILVIA NO SOLO SUFRIÓ EL SAQUEO DE LA VIDA, QUIEN LE ARREBATÓ A CAUSA DE CÁNCER A UN NENE DE SIETE AÑOS, SI NO TAMBIÉN EL ROBO DE SU CASA MIENTRAS EL PASADO FIN DE SEMANA VELABA A LUCAS.
Ampliar
- Imagen El Día

La mujer cuando Lucas Antonio Torres, de 7 años, fallece el fin de semana después de batallar contra un cáncer en los huesos.
Se organizó un velatorio que se extendió desde el sábado y hasta las primeras horas del domingo, en ese lapso, varios delincuentes alertados que la familia se encontraría en la casa fúnebre. Aprovecharon y robaron todo lo que tenía Silvia, la mamá de Lucas, entraron a la habitación de la criatura y se llevaron: juegos, plata que estaban recaudando a beneficio de la salud del nene y lo más valioso un celular en donde quedaban las últimas fotos, audios y video de Lucas, muchos de esos videos con jugadores de Estudiantes, cuadro del que era hincha.
El episodio ocurrió en la esquina de 84 y 132, Los Hornos, La Plata.
"Es seguro que sabían que no estábamos, porque todo el barrio sabía de lo de Lucas" argumentó Silvina Gallego (44), la mamá del nene. En pleno velatorio, Julián (20), uno de los hermanos de Lucas, volvió a la casa de Los Hornos para buscar una ofrenda que iría para el cajón del niño: una gorra que le había regalado el volante albirrojo, Israel Damonte.
Así se dio cuenta de lo que había ocurrido. El panorama dentro del cuarto del nene era desolador: faltaban su televisor, su PlayStation y el dinero que se estaba recaudando para un evento a beneficio para costear su tratamiento. "Pero Lucas no llegó" se lamentó Silvina, en diálogo con el sitio eldia.com.
El listado de cosas robadas se completó con el celular de la madre. Ahí estaban los archivos que registraron los últimos días del nene. "Estaban sus mensajes de voz, sus risas y su alegría. Es lo único que me interesa recuperar, porque lo material no nos importa" coincidieron los Torres.
La familia completa se fue enterando de lo sucedido una vez que Lucas fue sepultado. Sumado al cimbronazo de la muerte del chiquito, la noticia fue devastadora para todos, incluidos muchos vecinos.

Te puede interesar