Se ahorcó uno de los miembros de la "Banda del FAL"

Conurbano 15/06/2017 Por
Gustavo Ramón Olivera, uno de los integrantes del grupo que secuestró y mató a un empresario en enero pasado, se suicidó en la celda de un penal bonaerense.
1485814457155

Uno de los acusados de integrar de la denominada "Banda del FAL" se suicidó ahorcándose con una sábana en la cárcel de la localidad bonaerense de General Alvear, donde permanecía detenido desde abril pasado acusado del homicidio de un comerciante y el robo de bancos.

Se trata de Gustavo Ramón Olivera (42), alias "Cabezón", uno de los principales imputados de la banda quien el sábado pasado, alrededor de las 18.20, fue descubierto colgado de un trozo de sábana en su calabozo de la celda 5 del pabellón 11 de la Unidad 30 de General Alvear del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Los propios internos del pabellón fueron los que alertaron sobre lo sucedido a los penitenciarios a cargo del sector, quienes de inmediato descolgaron a Olivera cortando la sábana de la rejilla tragaluz a la que estaba anudada y llevaron al interno a la unidad sanitaria donde el médico de guardia constató el deceso.

La autopsia confirmó que la muerte de "El Cabezón" fue producto de una asfixia por ahorcamiento a lazo y que el surco de ahorcadura era compatible con el trozo de sábana que tenía anudado al cuello.

El caso es investigado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 20 descentralizada de General Alvear, que depende del Departamento Judicial de Azul.

Olivera se suicidó al cumplirse un mes de que la Justicia le dictara a él y a sus compañeros de causa la prisión preventiva por el homicidio del empresario Aldo Venturini (69), un distribuidor de cigarrillos y golosinas a quien le robaron seis millones de pesos en un asalto ocurrido el 30 de enero en Florencio Varela, en una causa por la que podrían recibir una pena de prisión perpetua.

Por ese hecho, y a pedido de la fiscal de Florencio Varela Mariana Dongiovanni, el 10 de mayo pasado el juez de Garantías 6 de Quilmes, Diego Agüero, les dictó la prisión preventiva por el delito de "homicidio agravado criminis causa" a Olivera, Maximiliano "Pachu" Peñaflor (39) -un histórico secuestrador y presunto jefe de la banda-, Juan Pablo "Pelado" Mendoza (35) y Laureano Juan "Nani" Nievas Torres (38),

En tanto, a esos mismos cuatro imputados y a un quinto llamado Alan Ezequiel Dzikoski (23), el juez de Garantías 5 de San Isidro, Diego Martínez, les dictó la prisión preventiva a pedido del fiscal de Tigre Mariano Magaz por el "robo calificado" cometido el 11 de enero pasado en el Banco Industrial de Tigre, donde, con la modalidad de la maza, una banda robó 750.000 pesos.

La organización presuntamente liderada por "Pachu" Peñaflor -vinculado a los secuestros de Antonio Echarri, padre del actor Pablo Echarri, ocurrido en 2002 en Avellaneda; el de Cristian Ramaro, en Tigre en 2004; y el del adolescente Nicolás Garnil, en San Isidro en 2005- fue desbaratada el 3 de abril pasado en 16 allanamientos realizados por las Delegaciones Departamentales de Investigación (DDI) de Quilmes y Tigre.

La declaración de la mujer de uno de los imputados que en el marco de una denuncia por violencia de género declaró como testigo de identidad reservada y delató a toda la banda fue uno de los elementos "clave" que junto a escuchas telefónicas, seguimientos, cotejos balísticos e imágenes de cámaras de seguridad permitieron identificar a los sindicados integrantes de la banda.

Según informó la policía, la organización se formó en la cárcel y recaudó botines millonarios, ya que además del crimen de Venturini, cometió entre octubre de 2016 y marzo de este año al menos siete secuestros extorsivos y cuatro robos a bancos en los que se alzó con más de dos millones de pesos con la modalidad de entrar rompiendo el blindex a mazazos y apoderarse del dinero para la recarga de cajeros.

La "Banda del FAL" fue denominada así por los fusiles de guerra que empleaba para cometer los hechos.

En los allanamientos se secuestraron dos fusiles FAL, un fusil R15 -empleado por el Ejército estadounidense-, una pistola Glock que se cree fue la utilizada en el homicidio del empresario cigarrero, dos ametralladoras, seis pistolas 9 milímetros, una granada de humo, cuatro chalecos antibalas, municiones, un handy con frecuencia policial, guantes, pasamontañas, 90.000 pesos y 3.300 dólares.

También incautaron siete vehículos: dos VW Suran, una camioneta VW Amarok, un Chevrolet Tracker, un VW Passat, un Peugeot 3008 y un Audi Q5 con pedido de secuestro activo por un robo calificado ocurrido el 23 de marzo en el partido bonaerense de Pilar.

Fuente: Télam

Te puede interesar