Fiscal pidió la indagatoria a Mussi por deficiencias en agua corriente de Berazategui

Berazategui 14/07/2017 Por
La titular de la Fiscalía Federal de Quilmes, Silvia Ruth Cavallo, impulsó la acción penal y solicitó la indagatoria del intendente del Partido de Berazategui, Juan Patricio Mussi, por desobedecer la orden judicial que le ordenaba la efectiva provisión de agua segura, potable y apta para el consumo humano de los vecinos del municipio.
agua

La investigación se inició el pasado 8 de mayo, cuando Daniel Rubén Martínez denunció que el municipio de Berazategui no había cumplido con la medida cautelar dispuesta el 22 de abril de 2016 por el juez federal de Quilmes, por la que “se debía brindar de manera inmediata la provisión de agua segura, potable y apta para el consumo humano, en cantidad suficiente y en forma regular a toda la población asentada en el partido de Berazategui”.

Tal manda judicial fue producto de la denuncia realizada el 18 de abril de 2016 que hiciera el médico Jorge Fernando Naddaf, respecto a la existencia de un brote de gastroenterocolitis en el municipio, que afectaba a más de 900 vecinos y había ocasionado(en investigación) la muerte de dos niños, de 4 años y 14 meses. En su presentación, el medico señaló que la bacteria generadora del brote se encontraba en el agua corriente y que era responsabilidad del gobierno municipal proveer a la población de agua segura y efectuar los controles sanitarios, mejoras, reparaciones y tareas de mantenimiento.

En dicha oportunidad, también se ordenó al gobierno de la Provincia de Buenos Aires que articulara las medidas apropiadas de control, exigencia y cumplimiento para que el gobierno de la Municipalidad de Berazategui asegurara la provisión de agua segura, potable y apta para el consumo humano, en el tiempo y forma dispuestos en esa manda.

El 13 de mayo de 2016, la Municipalidad de Berazategui informó que se habían reforzado los controles, optimizó la calidad del servicio y dispuso la compra de 60 cloradores para cada uno de los pozos, encontrándose la licitación en curso.

Asimismo, el juez federal solicitó a la Municipalidad de Berazategui y al gobierno bonaerense que informaran las medidas adoptadas para cumplir lo ordenado. Así, el Organismo de Control del Agua de Buenos Aires efectuó análisis en las aguas, cuyo resultado indicó que las mismas eran malas para el consumo humano por haberse detectado colonias de coliformes totales, por lo que intimaron al municipio, en reiteradas oportunidades, para que regularizaran la situación.

En virtud de todo ello, la fiscal Cavallo le imputó “a Juan Patricio Mussi, en su carácter de Intendente del Municipio de Berazategui, el hecho de no haber cumplido con la efectiva provisión de agua segura, potable y apta para el consumo humano, en cantidad suficiente y en forma regular a toda la población asentada en el Partido de Berazategui ordenada el 22 de abril de 2016”, al tiempo que solicitó la realización de una serie de medidas de investigación y la indagatoria del funcionario.

Te puede interesar