Vidal envía un combo de leyes a la legislatura, se destaca la eliminación de 150 cargos políticos

Política 27/10/2017 Por
No será un solo proyecto de ley. Ni un solo cambio, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, buscará impulsar un agresivo paquete de leyes para bajar algunos tributos (Impuestos Brutos y Sellos), subir otros -revalúo fiscal-, derogar exenciones y finalmente cumplir con una de las mayores promesas de campaña: el "violento ajuste" de la política.
Vidalqq

La gobernadora presentará un combo de proyectos de ley de Presupuesto 2018, Reforma Impositiva con un costo fiscal de $10.000 millones y una Ley de Responsabilidad Fiscal, con dos iniciativas claves: eliminar cargos políticos por $500 millones y un recorte de $2.500 millones en la legislatura bonaerense, para demostrar que ambos poderes pueden ajustarse el cinturón del gasto público.

"Por primera vez, en 2018 va a bajar el déficit fiscal de la provincia", aseguró Hernán Lacunza, ministro de Economía bonaerense, en diálogo con Infobae en una presentación a periodistas junto al jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai. El déficit pasará del 0,75% al 0,68% del producto bruto geográfico ($31.000 millones), la obra pública sube del 7 al 7,8% del PBG y se gastará un 33% más en gasto social en términos nominales.

1. Ingresos Brutos: el objetivo es que la presión tributaria baje del 5,8% al 5,5% del PBI geográfico. El primer paso es bajar uno de los gravámenes más distorsivos, y los cambios dependen del sector de la economía o de la facturación de las empresas. Para las industrias, la alícuota baja del 1,75% al 1,5%, y aquellas empresas que facturan hasta $78 millones por año no pagarán este impuesto. 

Para la construcción, el proyecto dispone baja del 4 al 3%, y para los comercios se mantiene, aunque baja de 3,5% a 2,5% para las pymes que facturan hasta $2 millones por año. En el caso del agro, los que facturan hasta $3 millones quedarán exentos.

2. Extraña jurisdicción y Sellos: Salvai y Lacunza se miran buscando una respuesta cuando se les pregunta el origen de Ingresos Brutos a "extraña jurisdicción". "Se elimina para todo", anticipó Salvai. Esto quiere decir que dejan de existir las diferencias en tasas para las empresas que no tengan domicilios en la provincia o productos industriales que vienen de otras provincias. 

En segundo lugar, el impuesto de Sellos baja del 3,6% al 2%. Este gravamen está presente en el registro y compra-venta de inmuebles.

3. Revalúo fiscal (impuesto inmobiliario): aumentará tanto para las propiedades urbanas como para las rurales. Las actualizaciones tienen un tope promedio de 56% y la máxima es del 75 por ciento. "El aumento será de $40 por mes para una de cada dos propiedades", adhirió Salvai.

El tope homogéneo para las propiedades rurales es del 50% de suba en el revalúo, y el aumento máximo será de $61 mensuales para la mitad de los campos. "Se exime a los campos de hasta 50 hectáreas y a los inundados o con algún tipo de afección", considera Lacunza.

El ministro agrega que hoy se paga $11 el metro cuadrado de tierra. "Se recauda más por impuestos a vehículos que a los inmuebles".

4. Tope de gastos a municipios: dentro de la Ley de Responsabilidad Fiscal, se quiere evitar el gasto de personal creciente asociados a ciclos electorales. Para ello habrá reglas. El gasto corriente debe crecer como máximo al nivel de la inflación, y el empleo público al ritmo de la población. "Si el municipio se adhiere, podrá endeudarse y pedir asistencia financiera si necesitan. Si no, no", advierten.

5. Adiós a algunas exenciones: el sistema impositivo de la Provincia generó situaciones insólitas. Los gremios y partidos políticos no pagan impuesto inmobiliario. Mutuales financieras y de seguros que no abonan Ingresos Brutos. Partidos políticos y agrupaciones municipales con autos a su nombre que no pagaban, por ejemplo, patente. Esos privilegios se terminan porque "hay que nivelar la chancha", dice Salvai.

6. Menos presupuesto para la Legislatura: en la primera reunión, los diputados y senadores propusieron ajustarse el cinturón en $600 millones. Pero a Vidal no le alcanzó, y la última propuesta llegó a $2.500 millones.

Los legisladores bonaerenses deberán desprenderse de parte de su "cajita feliz", esos gastos extras como becas, subsidios a organizaciones civiles y los 18 asesores que tienen en promedio.

Y el mensaje político no termina allí. Vidal quiere derogar las jubilaciones de privilegio del gobernador, vicegobernador y legisladores. Hasta hoy, todo ese grupo se puede jubilar con menos edad y menos aporte. Y los legisladores deberán presentar una declaración jurada anual.

7. Cargos políticos en la mira: no tienen el número exacto, pero calculan que son unos 150 los cargos políticos -no personal de planta permanente-que en 2018 se tendrán que ir. A través de modificar la ley de ministerios, se reducirá el gasto público eliminando subsecretarías y direcciones provinciales. Hay proyectos más y menos agresivos.

Por ejemplo, el recorte más conservador es eliminar 50 de las 277 direcciones provinciales. El escenario más extremo es recortar 89. Con todo, se calcula un ahorro de $500 millones. Es que para que otros poderes hagan lo mismo, el ejemplo tiene que empezar por casa.

Fuente Infobae

Te puede interesar