SÓLO EL 25 POR CIENTO DE QUIENES NECESITAN UN TRASPLANTE DE MÉDULA TIENE UN FAMILIAR COMPATIBLE

Sociedad 02/04/2016 Por
El trasplante de médula ósea es el único tratamiento posible para muchas enfermedades de la sangre. Las posibilidades de trasplante con donante no relacionado aumentan al 60 por ciento. El Garrahan convoca a inscribirse en el registro de donantes de células progenitoras hematopoyéticas. Este viernes se conmemora el Día Nacional del Donante de Médula Ósea.
images
- Trasplante de médula ósea

Cuando Gabriela Delfino llegó al Hospital Garrahan para comenzar el tratamiento contra la leucemia linfoblástica aguda que sufría su hijo Matías, los médicos fueron claros: el niño iba a necesitar un trasplante de médula ósea (TMO) y las chances de compatibilidad tanto de ella como de su marido eran muy escasas. Tal vez su hermana, sí, pero sólo con un porcentaje de entre 25 y 30 por ciento.

El trasplante de médula ósea es la única alternativa para el tratamiento de la leucemia y de muchas otras enfermedades hematológicas e inmunológicas. Por suerte para Matías, finalmente, la donante fue su hermana Julieta y el trasplante fue tan exitoso que hoy, dos años después, viajan solamente cada dos meses desde Bariloche -donde viven al pie del bosque y del lago- para hacer un control en el Hospital. Pero en el 44 por ciento de los casos tratados en el Hospital los pacientes no tuvieron histocompatibilidad con los integrantes de su familia.

Por eso, y en el marco del Día Internacional del Donante de Médula Ósea, el Hospital Garrahan convoca a sumarse al registro de donantes a través de su Banco de Sangre, donde funciona uno de los centros de captación de donantes de células progenitoras hematopoyéticas más importantes del país.

En los últimos dos años, en el Garrahan se llevaron a cabo 45 TMO por año: sólo el 56 por ciento tuvieron la suerte de contar con un donante familiar compatible. En todos los demás casos se debió recurrir al Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) y, a través del Incucai, al registro internacional el Bone marrow donors world-wide (BMDW), que registra 28.059.351 donantes voluntarios y del que forma parte Argentina.

"En general, la probabilidad de encontrar un donante no relacionado compatible es del 60 por ciento y esto incluye una búsqueda en un registro internacional, con donantes de todo el mundo. Además del problema de la histocompatibilidad también hay que tener en cuenta el tiempo de búsqueda, que va de 4 a 6 meses y es un limitante porque en ese tiempo el paciente puede perder la oportunidad terapéutica", destaca la jefa del Servicio de Trasplante de Médula Ósea, Raquel Staciuk.

"Una vez que vivís algo así tomás conciencia de que hay otras realidades que ni siquiera sabés que existen y te das cuenta de la importante de ser donantes, que de verdad salvás vidas", dice emocionada Gabriela Delfino, quien junto a su marido inscribieron como donantes de células hematopoyéticas tras la enfermedad de su hijo. "Si Julieta no hubiera sido compatible, cualquier persona en el mundo podría haber ayudado a Matías. Tenemos que entender que podemos ser también la esperanza de vida de cualquier persona", afirma.

En nuestro país el registro de donantes voluntarios de médula ósea cuenta con 112.939 inscriptos a nivel nacional y depende del INCUCAI. En este sentido, desde el Banco de Sangre del Hospital Garrahan, se convoca a inscribirse en el registro de donantes de CPH.

"La realidad es que la mayoría de las personas no saben que apenas se trata de una muestra de sangre para ser parte del registro, y de una pequeña intervención quirúrgica, en caso de ser seleccionado como donante", afirma Staciuk. El Registro Nacional de CPH del Garrahan lleva inscriptas 11.694 personas como donantes de médula, cifra que lo convierte en uno de los mayores centros de captación del país.

El caso de Matías y su hermana donante es uno de los 563 trasplantes de médula ósea que lleva realizados el Hospital Garrahan: un promedio de casi 45 trasplantes anuales. El primero fue en abril de 1994 y desde ese entonces se consolidó como el centro pediátrico público más importante del país para este tipo de procedimientos.

Matías estuvo internado 47 días en el Garrahan, donde recibió la médula de su hermana y se recuperó de la leucemia que sufría. Cuando Julieta, un año y medio mayor, se enteró que podía salvar la vida de su hermano "estaba feliz, muy feliz, pero en el momento tenía mucho miedo y ahí la doctora Staciuk le habló y fue como un ángel para nosotros, porque nos explicó todo y Juli pudo entrar al quirófano tranquila", recuerda Gabriela.

El TMO es la única o mejor alternativa terapéutica para diversas enfermedades hematológicas, oncológicas, inmunológicas y metabólicas en Pediatría. El número de pacientes que accede a esta modalidad terapéutica se ha incrementado debido a la disponibilidad de nuevas fuentes de tejido hematopoyético, posibilidad de acceder a donantes no familiares, avances en las medidas de soporte.

CÓMO SER DONANTE DE CPH
Para inscribirse en el Registro Nacional de Donantes Voluntarios de CPH (médula ósea o sangre periférica) hay que dirigirse al Centro de Donantes más cercano y donar una unidad de sangre. En el Centro Regional de Hemoterapia del Garrahan puede hacerse de lunes a viernes de 8 a 14 y los sábados de 8 a 13, donde un técnico le informará sobre la donación para completar la ficha de inscripción.

Los requisitos para poder donar CPH es tener entre 18 y 55 años, buen estado de salud y estar en condiciones de donar sangre: no poseer antecedentes de enfermedades cardíacas, hepáticas o infectocontagiosas y pesar como mínimo 50 Kg. También leer, completar y firmar el formulario de consentimiento informado.

EL REGISTRO NACIONAL DE CPH
El Registro Nacional de CPH fue creado en 2003. En el país funcionan centros de donantes de CPH en los Servicios de Hemoterapia de 58 hospitales. Allí, con el consentimiento informado del donante se toma una pequeña muestra de la unidad de sangre donada para realizar el análisis de su código genético (HLA), cuyos datos se ingresan a la base informatizada del registro. Las CPH sólo se donan si hay alguien que las necesita y resulta un 100% compatible con el código genético del donante.

Te puede interesar