Declaración de los “curas villeros” por el aniversario del asesinato del P. Mugica

Sociedad 12/05/2016 Por
Con motivo del 42 aniversario del asesinato del padre Carlos Mugica -que se conmemora ayer, miércoles 11 de mayo- los sacerdotes que viven en villas y barrios populares de Buenos Aires expresaron su identidad y compromiso como “curas villeros”, y aseguraron que su labor pastoral es buscar que se logren las tres “T” (Tierra, Techo y Trabajo).
n_931_2_6
- 42 aniversario del asesinato del padre Carlos Mugica

Los “curas villeros” de Buenos Aires expresaron -con motivo del 42 aniversario del asesinato del padre Carlos Mugica que se conmemora hoy, miércoles 11 de mayo- su identidad y compromiso como sacerdotes que viven en villas y barrios populares.

Los presbíteros explicaron que su trabajo pastoral implica cercanía, amistad y oración, y aseveraron: “Buscamos ser fieles a la realidad que Dios nos encomendó”.

“Somos continuadores del equipo de Carlos Mugica: reafirmamos nuestra identidad sacerdotal, vivimos en barrios populares por vocación, sentimos pasión por la Iglesia, y por el momento histórico que nos toca vivir”, aseguraron.

Texto completo de los “curas villeros” por el 42° Aniversario del martirio del padre Carlos Mugica
En el 42° Aniversario del martirio del padre Carlos Mugica, queremos expresar nuestra identidad y compromiso como curas villeros de Capital Federal y Gran Buenos Aires.

1. Somos curas que vivimos en villas y/o barrios populares. Nuestro modo de estar es la cercanía, la amistad, la oración y el trabajo pastoral. En este sentido, nuestra opción profética comienza en el trabajo y las obras.

2. Buscamos ser fieles a la realidad que Dios nos encomendó. La realidad es superior a la idea.

3. Nuestros barrios están poblados de migrantes y reconocemos el valor de la cultura popular de donde provienen. En este sentido favorecemos la cultura del encuentro y apostamos a la integración urbana.

4. Pensamos en la necesidad de una intervención inteligente del Estado en los barrios que garantice el derecho de los más pobres a una vida digna. El compromiso pastoral nos lleva a buscar que se logren las tres “T” (Tierra, Techo y Trabajo).

5. Nuestros barrios atravesados por la marginalidad nos presentan el desafío de una opción preferencial por los niños y jóvenes en caminos de prevención y recuperación.

6. Entendemos nuestras parroquias como hospitales de campaña. Intentamos ser comunidades que se organizan en torno a la misericordia. Y desde este lugar, siguiendo a Francisco, nos oponemos a la liberalización de la droga y cualquier otra legislación que incremente la vulnerabilidad de nuestros jóvenes.

7. Nuestro compromiso de vida en estas barriadas está en comunión con las diversas comunidades de nuestras diócesis.

8. La fuente de nuestra misión es la religiosidad popular con todo su potencial de santidad y justicia social. Desde allí nos comprometemos y organizamos para cuidar la vida.

9. Nuestra opción es mirar con los ojos de la fe la realidad desde los pobres y con los pobres hacia todos y ensayar caminos pastorales de respuesta.

10. Somos continuadores del equipo de Carlos Mugica: reafirmamos nuestra identidad sacerdotal, vivimos en barrios populares por vocación, sentimos pasión por la Iglesia, y por el momento histórico que nos toca vivir.

Te puede interesar