Macri busca calmar un viejo reclamo azucarero

Nacional-Internacional 05/02/2016 Por
El presidente cumplirá hoy su primera visita oficial a esta provincia. A las 13 arribará al aeropuerto y desde allí se trasladará al ingenio La Trinidad. En esa fábrica, y junto a los gobernadores de Tucumán, de Salta y de Jujuy, anunciará la suba del corte de etanol en las naftas. La medida constituye un paliativo para la alicaída industria del azúcar
azucar

La primera visita a Tucumán de Mauricio Macri como presidente de la Nación tendrá como escenario el ingenio La Trinidad, a 10 kilómetros de Concepción. Los actores de reparto, en tanto, serán los industriales. El anuncio del incremento del corte de etanol en las naftas y una mayor apertura al diálogo de parte del Gobierno nacional generaron expectativas en la agroindustria madre de la provincia, con replicas en Salta y Jujuy.

El mandatario nacional tiene previsto aterrizar a las 13 en el aeropuerto Benjamín Matienzo, donde lo estará esperando el director del Plan Belgrano, José Cano. Con el gobernador, Juan Manzur, en tanto, recién se encontrará en la fábrica, a la que se dirigirá en helicóptero. En el lugar también estarán los mandatarios de Salta, Juan Manuel Urtubey (PJ), y de Jujuy, Gerardo Morales (UCR).

Allí anunciaría una medida con la que el Gobierno nacional pretende paliar la crisis que atraviesa el sector azucarero, una de las más profundas de los últimos 50 años, e impulsar el desarrollo de la región: un incremento de dos puntos porcentuales (pasaría del 10% al 12%) del corte de etanol en las naftas. Cano manifestó que se trata de una primera etapa en el compromiso que asumió Macri durante la campaña para llevar al porcentaje hasta un 15%.

“Macri es un presidente que tiene la mirada puesta en el interior. La medida está dirigida en particular al norte argentino y se sumará a la eliminación de las retenciones, lo que generará condiciones para las economías regionales”, expresó Cano en una charla con LA GACETA.

Más allá del entusiasmo que genera la medida en el sector, los empresarios azucareros no disimularon la incertidumbre que les genera no conocer detalles respecto de su aplicación. Entre otros puntos, remarcaron que aún no se sabe con certeza la proporción que se aplicará y la incorporación de nuevos ingenios y de los cañeros al programa de Energía.

Una hora antes de Macri llegará a Tucumán una comitiva de referentes nacionales de Cambiemos. Entre otros, estarán el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio; el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Emilio Monzó (PRO); y el diputado nacional Nicolás Massot, presidente del bloque macrista en la Cámara baja. Ellos viajarán hacia La Trinidad junto al secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación, Domingo Amaya; y el intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro.

Tras el acto, el presidente se trasladará a Jujuy junto al gobernador Morales. Su primera parada en esa provincia será la ciudad de San Pedro, ubicada 64 kilómetros al este de San Salvador de Jujuy. En el acto anunciará la construcción de una autovía en la ruta nacional 34 (entre las localidades de Calilegua y Pampa Blanca) y de una cárcel en la localidad de Yuto.

Mañana a las 10, en tanto, Macri presidirá un acto en Purmamarca, a 65 kilómetros de la capital jujeña. Allí brindará detalles sobre un plan para el desarrollo de la energía solar.

El impacto de la medida

Según se supo de manera extraoficial, el incremento sería de dos puntos porcentuales. Aunque aún no se ha confirmado si esa proporción sería destinado solo a la industria azucarera o si se daría participación a las empresas que producen etanol con base en maíz. Fuentes oficiales informaron que en las últimas semanas se han evaluado varias alternativas, pero que por la posición de la Presidencia, esos dos puntos terminarían siendo para el azúcar.

El porcentaje implicará 160 millones de litros, lo que permitiría movilizar a la industria azucarera del NOA $ 1.600 millones por facturación de alcohol. “Para que se tenga una idea, el valor bruto de toda la producción tucumana, derivada de la molienda de caña, ronda entre los $ 10.000 millones y $ 12.000 millones (azúcar más alcohol de caña)”, dijo un referente del sector.

Con la aplicación de esta medida, por otro lado, se destinará stock de la producción a la elaboración de alcohol y así se lograría destinar menor volumen de azúcar para exportación y liberar también el mercado interno. Eso posibilitaría “tonificar el precio bajo del mercado interno”, explicaron en la actividad azucarera, como una alternativa para mitigar la crisis actual.

Te puede interesar