CFK: "Me quieren callada y con la espada de Damocles en el cuello"

Política 07/12/2017 Por
La ex presidenta habló tras el pedido de desafuero por traición a la patria. La alocución estaba prevista para las 16.30 pero empezó minutos antes de las 17, en un salón del Congreso.
CFK conferencia
- Agustín Rossi-Cristina Fernández-José Luis Gioja

La ex mandataria se sentó frente a una mesa donde la esperaban algunos de los principales referentes de su fuerza y dijo: "Quiero agradecer a todos aquellos y aquellas que sin formar parte de otros espacios políticos se han solidarizado. A los partidos de izquierda y sus legisladores, a algunos que hace unos instantes vinieron a saludarnos, también nuestro agradecimiento. Por supuesto también a compañeros y compañeras de nuestro partido y el peronismo que hoy están aquí", fueron las primeras palabras de Cristina Kirchner.

"Quiero recordar que se trata de un acto de política exterior, no judiciable, que además mereció el tratamiento del parlamento argentino. El diputado Rossi era el jefe del bloque de Diputados en ese momento", añadió.
"Es una causa inventada sobre hechos que no existieron. Lo que está sucediendo es un despropósito, un verdadero exceso", sostuvo. "No sólo viola el estado de derecho, sino que busca provocar daño personal y político a los opositores".

"No tiene nada que ver con la Justicia y la democracia, no hay causa, no hay delito, no hay motivo, se juzgó y no hay causa. Bonadio lo sabe, el Gobierno lo sabe, el presidente Macri también lo sabe".
Y detalló: "En este procesamiento, Bonadio sostiene que los dos atentados terroristas, Embajada y la AMIA, son actos de guerra, no son atentados terroristas. Porque es la única manera que encontró en su mundo jurídico para traer de los pelos a la figura de traición a la patria. Esta figura solamente puede producirse con motivo de que nuestro país se encuentre en guerra. Asimila dos atentados terroristas a actos de guerra".
"Nos lleva a afirmar que siguen adelante estas maniobras y ánimos de persecución en tiempos democráticos, violan el estado de derecho y la democracia", siguió.
Y fustigó contra el presidente Mauricio Macri: "Desde el punto de vista político, estas medidas degradan a la Justicia argentina, y señalan al Gobierno y a Macri como el máximo responsable de una organización política y judicial para perseguir a la oposición".

"El cronograma judicial y mediático, apoyado por los trolls center del gobierno, que pagamos, no es inocente. Es planificado y obsceno", siguió.
"Esta madrugada, cuando se dispuso la detención de Zannini, se produjo entre las 2.30 y las 3, en Río Gallegos. No solamente había cámaras de TV y de fotos, convengamos que no estamos en Capital Federal y no eran las 10 de la noche. Estamos hablando de Río Gallegos a las 2.30 de la mañana. A esa hora se desató en la red una actividad solamente imputable a los trolls del Gobierno sobre esta cuestión. Es impensable que alguien esté a esa hora atento a lo que va a suceder para activarla".


En el mismo sentido, siguió: "En una muestra más de cómo el Gobierno manipula la Justicia y a los jueces que los aplauden y los medios oficiales como instrumentos de persecución política sin precedentes en democracia. Tiene responsable. Macri es el director de la orquesta y en este caso, Bonadio ejecuta la partitura judicial. Quiero denunciar que esto a una gran cortina de humo, que pretende cuatro acciones: intimidar, asustar a la población, a la dirigencia política y sindical con el Poder Judicial".


Y asoció el último derrotero de la causa con las reformas impositiva y previsional que impulsa el Gobierno: "Esto busca tapar el debate de normas que van a impactar en el futuro de los trabajadores en actividad que mañana van a ser jubilados, que van a impactar hoy en los jubilados. Busca tapar también el hecho de que se está fracasando en las políticas económicas del Gobierno. Este diciembre viene con tarifazos de luz y gas", señaló.


"No quieren que nuestra voz esté en el Senado. Lo hace hoy, jueves, último día hábil [mañana es feriado], cuando el lunes nosotros deberíamos comenzar nuestra tarea como senadores. Quiero decirles a todos, que no nos vamos a callar, que no nos vamos a asustar, que no nos van a disciplinar frente al ajuste y el saqueo y no nos vamos a dejar provocar" y concluyó "Me quieren callada y con la espada de Damocles en el cuello".


"Vamos a defender en el Senado, el Congreso y en todas partes a los millones de argentinos que están siendo castigados por un ajuste económico", dijo.
Y lanzó: "Hago un llamado a la reacción serena, a responder por la vía política este inédito e increíble desvarío judicial".
"Me acusan de traición a la patria, una acusación sin fundamento que es un insulto a la inteligencia de los argentinos. No creo que los argentinos puedan creernos capaces de traicionar a la patria. Si les molestaba que digamos la palabra patria, cuando nos identificamos con [el slogan] la patria es el otro".
"Quiero decirle al Gobierno y a Macri, que la campaña electoral terminó en octubre. Aunque algunos no se hayan dado cuenta. La Argentina necesita soluciones y respuestas a los angustiantes problemas que tienen los argentinos. Los jubilados necesitan saber que sus haberes no van a ser disminuidos. Que sus hijos van a poder ir a la universidad, tener esperanza. La campaña ya terminó y es hora de que se den cuenta", lanzó.

Te puede interesar