Alerta por hantavirus: ¿Qué es y cómo prevenirlo?

Sociedad 10/01/2019 Por
En los últimos días, se confirmaron varios casos de hantavirus en Argentina. Según datos brindados por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, se notificaron en 2018 93 casos confirmados, mientras que en 2017 se dio un total de 109. Buenos Aires se encuentra entre la zona de riesgo
Infección

¿Qué es el hantavirus? 
Es una infección que se produce normalmente al respirar el aire infectado con secreciones de roedores como la orina, saliva y el excremento, donde el virus está contaminado. Asimismo, la transmisión del virus puede producirse por otras vías, como el contacto directo al tocar el animal infectado (vivo o muerto), sus heces u orina y por la mordedura del roedor. Incluso por vía interhumana, es decir, entre personas a través del contacto directo con el paciente infectado durante los primeros días en que se manifiestan los síntomas y por

no utilizar medidas de prevención y seguridad, como el uso de guantes o máscara.  
Esta enfermedad infecciosa afecta a las personas, y una vez infectada se pueden reconocer dos etapas. La primera, se caracteriza por síntomas parecidos a los de un estado gripal. El paciente presenta fiebre alta (mayor a 38°), escalofríos, dolores musculares y de cabeza, vómitos y diarrea, lo que hace difícil distinguirlo de otras afecciones respiratorias y virales.  

Luego de varios días, y en una etapa avanzada, la tos con secreciones, falta de aire, líquido en los pulmones y presión arterial baja, son signos más puntuales y característicos de esta patología. La dificultad respiratoria puede agravarse y poner en peligro la vida del paciente, aumentando la posibilidad de padecer el síndrome cardiopulmonar por hantavirus, ya que no existe un tratamiento específico. 

La confirmación del diagnóstico se realiza a través de un estudio de sangre, que se encuentra disponible en centros de referencia nacionales. 

Zona riesgo
¿Cómo prevenir el virus hanta? 

Mantener la vivienda limpia. 
Evitar que roedores entren o hagan nidos en las casas. Se recomienda tapar orificios en puertas, paredes, ventanas y cañerías, manteniendo la higiene con agua y lavandina. 

Colocar y aislar las huertas y la leña para situarlas lejos de la casa. 

Ventilar lugares cerrados, como por ejemplo los galpones. 

Evitar dormir en el suelo. En caso de acampar, hacerlo lejos de maleza y basurales. 

Entre las medidas preventivas para tener en cuenta, se deben considerar dos posibles situaciones para saber la manera de actuar. Si el roedor está vivo, se deben utilizar venenos y tramperas. Por el contrario, si el roedor está muerto, se debe rociar con lavandina y dejar actuar por 30 minutos y colocarlo en dos bolsas antes de desecharlo. 

Ante los primeros síntomas, recurrir de inmediato al médico para diagnosticar a tiempo y tomar las medidas preventivas necesarias para que esta enfermedad no se propague. Por eso, es importante conocer y desarrollar acciones que permitan controlarla y prevenirla para no lamentar víctimas fatales. 
 
 

Te puede interesar