Dos robos en menos de una semana en una escuela de Quilmes

Quilmes 24 de enero de 2019 Por
Otra vez un grupo de delincuentes ingresó al establecimiento ubicado sobre la calle Los Andes Y 172 del barrio IAPI. Una vez dentro causaron destrozos y se llevaron pertencias de valor.
RoboESC

En los últimos días, la Escuela Primaria N°65 ubicada en la calle Los Andes y 172, barrio IAPI, Quilmes, fue víctima por segunda vez de destrozos y robo al establecimiento. En los hechos les robaron cuatro ventiladores de pared, causaron destrozos y se llevaron la bomba de agua (El Consejo Escolar prometió reponer la misma). 

Según Cristina, vicedirectora del establecimiento educativo en diálogo con diario El Sol Dijo: “La verdad que fue un desastre. Hubo muchas roturas de puerta en esta oportunidad. Lo peor es que cuando fuimos a hacer la denuncia yo le dije al comisario que si no tomaban medidas los tipos seguramente iban a volver a ingresar” dijo Cristina, vicedirectora de la institución. 

Agregó: “nosotros planteamos la necesidad de poner algunas cámaras para mejorar la seguridad porque la escuela es muy vulnerable. Tenemos alarmas en lugares puntuales y son sistemas que pusimos nosotros con mucho esfuerzo”. 

Afirman que a pesar de que la comisaría 7ª se encuentra muy cerca, no hay presencia policial o si la hay, se realizan recorridas en horarios en donde no hay hechos delictivos. 
“Esta es una escuela popular, vienen 1.100 chicos, necesitamos una solución porque por ejemplo hoy tuvimos que suspender actividades como el comedor y la Escuela de Verano. Si hoy tuviésemos que dar clases en toda la escuela no podríamos porque con las altas temperaturas no se puede estar sin ventiladores” aseveraron. 
Confirmaron que asistieron representantes del Conejo Escolar y que la bomba sería repuesta durante la jornada de hoy. 

Precisaron que creen que los delincuentes “ingresan por un terreno lindero. Que el intendente nos había prometido que se transformaría en un espacio recreativo para las instituciones del barrio, pero eso nunca ocurrió”. 

En el mismo polo educativo se encuentra la Secundaria Nº 13 y también hay un jardín. En determinado momento todas estas instituciones fueron víctimas de la delincuencia. “Van rotando, a veces entran en el jardín, cuando ya no quedan cosas importantes para robar allí pasan acá o en la secundaria” aseguró Cristina. 
 

Boletín de noticias