Comienza el juicio por el crimen de Priscila Lafuente, calcinada y tirada en un arroyo de Hudson

Berazategui 02 de febrero de 2019 Por
El martes 7 de enero del 2014 la sociedad se conmovía tras el hallazgo de una nena de 7 años entre pastos y basura en un arroyo de Hudson, Berazategui. El 28 de este mes comenzará el debate oral contra la madre y el padrastro, acusados de golpear a la nena, calcinarla en una parrilla y descartar el cuerpo.
P
- Priscila Lafuente brutalmente asesinada

Priscila Lafuente fue hallada el día 7 de enero del 2014 entre los pastizales y arbustos de un arroyo ubicado debajo del puente de avenida Mitre, casi calle 44, en Berazategui, próximo al límite con la localidad de Guillermo Hudson. 

Los investigadores judiciales creen que Priscila murió a raíz de una golpiza de su madre, mientras que su padrastro habría intentado quemarla en una parrilla y, al no lograrlo, la habría trasladado en un cochecito de bebé hasta el lugar donde fue encontrada. 

Tanto la madre, identificada como Silvia Beatriz Lafuente, como el padrastro, un bombero de la Policía Federal pasado a disponibilidad llamado Pablo Verón Bisconti se encuentran con prisión preventiva. 
A partir del 28 de febrero comenzará el delicado debate que puede derivar en la condena a perpetua tanto de la madre de la pequeña criatura como del padrastro. 

Según el testimonio de los vecinos, la nena era “constantemente maltratada con golpes de puño por parte de su progenitora”. Pero Priscila no siempre vivió con Lafuente. Al poco tiempo de nacer, sus padres se separaron y la menor vivió hasta hace dos meses antes del crimen con su padre biológico en el partido de Lanús. 

“En noviembre del 2013, la mamá de Priscila logró quitarle la tenencia a su expareja y la llevó a vivir con ella”, confió una fuente de la investigación al diario Clarín. Durante el tiempo que vivió con su papá biológico, Priscila no fue inscripta en el Registro Nacional de las Personas, ni tampoco asistió a la escuela. 

Un dato llama la atención de los investigadores: la fecha en la que Priscila se fue a vivir con su mamá coincide con la muerte de su hermanastro -hijo de Lafuente y su actual pareja, Pablo Verón Visconti- más chico. El bebé de tan sólo cuatro meses murió por asfixia -obstrucción de leche en la tráquea- según pudo determinar la autopsia. 

Desde entonces, Priscila se fue a vivir al barrio Las Manzanas de Berazategui con su mamá, su padrastro, tres hermanastros y otros cinco hermanos más, algunos de ellos adolescentes también con hijos. Los vecinos del barrio definían a la familia como “enorme, con gente que iba y venía”. “Ponían música fuerte para tapar los gritos. Se escuchaban insultos y amenazas” señaló un vecino al portal Infojus Noticias. 

Según contaron los habitantes del barrio, el trato con Priscila era “peor que con cualquiera” por parte de su madre. “La mayor parte del tiempo la mantenía encerrada en su casa. Debe haber salido un par de veces nada más”, señaló un hombre que vivía enfrente. 
 

Fuente Tres Lineas y Data Judicial

Boletín de noticias