Caso Priscila: la madre y el padrastro fueron encontrados culpables de asesinar, quemar y descartar a la nena en Hudson

Policiales 02 de abril de 2019 Por
El Tribunal Oral Criminal Nº 5 de Quilmes encontró culpables a la madre y al padrastro de Priscila Leguiza Lafuente, la niña de 7 años cuyo cuerpo fue incinerado y luego arrojado a un arroyo de Berazategui en 2014. El viernes se dará la sentencia
li
- La víctima - Priscila Leguiza -

Por unanimidad se votó el pronunciamiento dado a conocer ayer por medio de un adelanto de veredicto en la sede de la calle Alem del centro quilmeño. El abogado Julio Torrada, quien representa al padre de la niña asesinada, Gabriel Leguiza, solicitó reclusión perpetua para ambos por los mismos delitos que la fiscal.

“No solo se cargaron la vida de Priscila, le arruinaron la vida a sus hermanos que los hicieron ser parte de un crimen horroroso”, dijo Torrada antes del fallo.

Según el abogado, ambos “estaban plenamente conscientes de lo que hacían, planearon y proyectaron lo que hicieron”, motivo por el cual, consideró, “no pudieron pedir la inimputabilidad”.

También explicó que la madre llamó a un pastor amigo de ella que le recomendó que “descartara el cuerpo”.
El abogado del padre de la nena, Julio Torrada, confirmó que impulsarán una investigación para determinar el rol de ese pastor mencionado, que hasta el momento no fue imputado.

Por su parte, las defensas oficiales de los imputados habían solicitado la absolución para ambos por el beneficio de la duda ya que se culparon mutuamente sobre quién fue el autor del crimen. El crimen de la niña comenzó a investigarse el 4 de enero de 2014, cuando Lafuente denunció ante la Policía la desaparición de su hija, a quien dijo haber visto por última vez el primer día del año.

El cadáver de Priscila fue hallado días después, el 7 de enero, entre los pastizales y arbustos del arroyo Las Conchillas, en el límite entre Berazategui y Hudson. El viernes se dará la sentencia.

Boletín de noticias