Crece la preocupación mundial por el incendio en las Amazonas de Brasil

Actualidad 23 de agosto de 2019 Por
El fuego que comenzó como una práctica habitual de la agricultura se propagó como aceite por la destrucción de la selva y ahora avanza en zonas deshabitadas, abrazando todo a su paso y amenazando zonas pobladas en el norte del país, en un peligroso círculos vicioso.
at

La Amazona brasileña arde como nunca. A la ya de por sí enorme amenaza de la tala de árboles de los últimos años, se le suma ahora un fuego que se está cobrando ‘el pulmón del planeta’ a una velocidad récord .

El fuego, que ha desatado cruces entre el presidente Jair Bolsonaro y ONG locales, afecta no sólo a Brasil sino al mundo entero.

Para tomar distancia de la polémica, Bolsonaro negó ayer que sus políticas sean causantes de los incendios y acusó a la prensa de perjudicar los intereses del país al presentarlo como un “capitán Nerón” de la Amazonía. Bolsonaro, que niega el cambio climático y preconiza la apertura de reservas indígenas y de zonas protegidas de la selva a actividades agropecuarias y a la minería, volvió a cargar contra la “psicosis ambiental” que obstruiría el desarrollo del país. “Esa psicosis aa2

mbiental no deja hacer nada. Yo no quiero acabar con el medio ambiente. Yo quiero salvar a Brasil”, declaró.

Para el mundo, la Amazonía es el pulmón por donde respira porque absorbe millones de toneladas del dióxido de carbono presente en la atmósfera. Al reducir la cantidad mundial de este gas de efecto invernadero que calienta el planeta, contribuye a frenar el cambio climático. 

Además, también desempeña un importante papel en la regulación del clima mundial, en la producción de agua dulce y en la conservación de especies.

a3

Entre enero y el 21 de agosto se han registrado 75.336 focos de incendio en Brasil, un 84% más que en el mismo periodo de 2018, según datos del Programa de Quemas del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE).

Los incendios se deben a las quemas provocadas para deforestar un terreno a fin de convertirlo en área de pastoreo o para limpiar áreas ya deforestadas, generalmente en la temporada seca, que debería acabar dentro de dos meses.

El INPE reveló un fuerte aumento de la deforestación en los últimos meses en la Amazonía, que llegó a 2.254,8 km² en julio, casi el cuádruple del mismo mes de 2018.

a4

Las imágenes en las redes sociales de Brasil en los últimos días muestran llamas avanzando en reservas ambientales así como enormes nubes de humo que han cubierto a varias ciudades. La tarde del lunes, Sao Paulo se oscureció por completo antes de las 16 hs. locales, como consecuencia de la llegada de una corriente fría y de vientos que cargaban partículas de quemas en Paraguay, explicaron especialistas.

- La Amazonía es el bosque tropical más grande del mundo, con una superficie de 5,5 millones de kilómetros cuadrados.

- Es un santuario de la biodiversidad: hay 30.000 tipos de plantas, 2.500 especies de peces, 1.500 de aves, 500 de mamíferos, 550 de reptiles y 2,5 millones de insectos.

- Hay 34 millones de personas en esa zona.

- Casi el 20% de la selva amazónica ha desaparecido en el último medio siglo, y esto se está acelerando.

Boletín de noticias