Berazategui: "No sé de dónde saco fuerza" llegó a decirle la policía baleada a su familia

Berazategui 15 de enero de 2021 Por Ahora Online
La mujer fue trasladada al Centro Médico Fitz Roy donde se encuentra estable y se recupera favorablemente. Un balazo le dio en el pecho, que le habría pasado por el costado de su chaleco antibalas y le atravesó el cuerpo de lado a lado.

El ataque ocurrió alrededor de las 19.45 del jueves cuando GISELE, madre de una chica y un chico, volvía a su casa después de trabajar y antes de llegar paró en un kiosco de 128 y 4ª de Berazategui, a comprar un rollo de papel de cocina. Mientras esperaba para ser atendida aparecieron dos motochorros armados. Uno de ellos se bajó y entró a robar al local.

GISELE estaba con su uniforme, se identificó, pero el ladrón le disparó un balazo en el pecho, que le habría pasado por el costado de su chaleco antibalas y le atravesó el cuerpo de lado a lado.
La mujer policía alcanzó a disparar para defenderse, pero cuando cayó al piso, el asaltante le robó su arma reglamentaria y volvió a dispararle. Como acto reflejo, la víctima alcanzó a cubrirse la cabeza con uno de sus brazos. La bala le pegó en la muñeca y le rozó su ojo derecho.

El ladrón volvió hacia la moto que lo esperaba afuera con su cómplice y escaparon. Los sospechosos habrían sido identificados a través de las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona y eran buscados por la Policía.

Al escuchar los tiros, un vecino llamó al 911 y la Policía y una ambulancia fueron hasta el lugar. GISELE fue trasladada de urgencia al Hospital El Cruce de Florencio Varela, donde lograron estabilizarla. Durante la noche, la agente recobró la conciencia.

“La bala que le atravesó el tórax, de milagro no le tocó un órgano interno. Tuvo un Dios aparte”, dijo a Clarín uno de sus familiares más cercanos.

No obstante, la mujer, que hace 14 años que ingresó a la fuerza, sufrió la pérdida de su ojo derecho por la gravedad de la herida.

Este viernes, GISELE fue trasladada al Centro Médico Fitz Roy donde continúa recuperándose de las heridas que sufrió en el ojo derecho, en su mano izquierda y en la cintura, del lado derecho.
“Cuando me dijeron que le dispararon en la cara pensé que no la contaba. Y está con nosotros. Y ella pensaba lo mismo. Hoy me decía que no sabe de dónde saco fuerza”, relató un familiar cercano.
Según informaron fuentes policiales a Télam, minutos antes del asalto, una vecina de la zona vio pasar una moto con dos varones. El acompañante iba sin casco ni barbijo y con un arma de fuego visible. La mujer dijo que se asustó y se metió en su casa.

El de GISELE es el tercer ataque de motochorros a policías en menos de 48 horas en el Conurbano bonaerense.

Crédito Clarín - Télam

Te puede interesar