Vecinos de Berazategui en alerta por una nueva modalidad de robos

Berazategui 06 de agosto de 2021 Por AOL
Los vecinos denuncian que los delincuentes que circulan en dos autos: un Mercedes Benz gris y un Ford Fiesta gris (foto), cortaron los cables de los medidores de luz de varias casas a las que tenían la intención de entrar a robar.

Durante las vacaciones de invierno en la zona aledaña a las calles 13 entre 142 y 143, delincuentes cortaron los cables de los medidores de luz de varias casas a las que tenían la intención de entrar a robar. Cometieron asaltos en cinco viviendas. Los vecinos tienen identificados dos autos: un Mercedes Benz gris y un Ford Fiesta gris (foto). Las imágenes que lograron captar las cámaras de seguridad particulares fueron presentadas ante las autoridades de la comisaría 1° de Berazategui.

Los frentistas ya estaban atentos: esos dos autos merodeaban la zona por la noche y sus ocupantes se hicieron pasar varias veces por empleados de una conocida pizzería céntrica para preguntar en determinadas viviendas si hicieron un pedido. La casa de comidas respondió a las preguntas de los moradores: no habían enviado ningún delivery a esa zona y aclararon que el auto con el que lo hacen es de otra marca y color. Los ladrones usaron una vieja modalidad para saber si hay alguien en la vivienda y sumaron la de dejar volantes en puertas y rejas para verificar si la casa está ocupada o no. Lograron su cometido en cinco casas del barrio.

A las 4.20 del 23 de julio, el Mercedes Benz estuvo parado varios minutos frente a una casa. Los vecinos avisaron a los moradores y el auto se fue. A las 5 de la madrugada del domingo 25 de julio los ocupantes de ese mismo vehículo -según muestran las imágenes de las cámaras- descendieron y cortaron los cables del medidor de Edesur de la vivienda a la que habían estado vigilando dos días antes, en momentos en que los dueños no estaban. No pudieron entrar porque activaron la alarma vecinal. Lo mismo ocurrió al día siguiente, cuando vieron a varias personas encapuchadas con pasamontañas y vestidas de negro que treparon paredes y saltaron por los techos para entrar a una casa que, en ese momento, estaba desocupada.

Ante las llamadas de los vecinos varios patrulleros llegaron a la zona pero, apenas se retiraron, los dos autos volvieron por más, como si tuvieran la impunidad de saber que no van a ser atrapados. Los casos se siguen sumando en un distrito castigado por la inseguridad.

Crédito 60 LÍNEAS - (Eliana Paniagua)

POLI2

Te puede interesar