Sergio Berni obliga a policías retirados a retomar la actividad para tener más presencia en las calles

Política 27 de octubre de 2021 Por AOL
El ministro firmó la resolución. Los agentes cobrarán el 50% del sueldo, más la jubilación, pero deberán superar un examen.
POL

El Gobierno bonaerense recurre a los policías retirados para tratar de poner freno a la inseguridad en la Provincia. El ministro Sergio Berni firmó una resolución que obliga a oficiales y suboficiales del agrupamiento comando a retomar la actividad en la fuerza por un tiempo no determinado por las autoridades.

Según explicaron fuentes oficiales a Clarín, la medida apunta a reforzar los planteles de personal dedicado al control y prevención de ilícitos en las calles de Buenos Aires. Se recurrió a este instrumento habilitado por la ley de Emergencia en Seguridad, porque la Policía Bonaerense tiene un "problema estructural" de escasez de recursos humanos.

La disposición 1737 del 2021, firmada por Berni, abarca al escalafón "suboficiales y tropa", que incluye a los rangos de agente, cabo, cabo primero, sargento, sargento primero, sargento ayudante, suboficial principal y suboficial mayor.

Los ahora agentes retirados que serán obligados a volver al trabajo deberán pasar un examen psicofísico y también los filtros de Asuntos Internos y del ministerio de Justicia.

Es que el personal que se reintegrará deberá tener fichas "limpias" referidas a su paso por la fuerza antes de jubilarse y también un legajo "intachable" en cuanto a eventuales procesos penales o en otros fueros de la Justicia, explicaron a este diario en La Plata.

La resolución aclara que, durante el lapso que dure su efectiva prestación, los convocados cobrarán "la suma equivalente al cincuenta por ciento (50%) de la sumatoria del Sueldo Básico, Suplemento por Riesgo Profesional y las bonificaciones remunerativas" correspondientes a su jerarquía de revista. Y mantendrán, además, el monto del beneficio jubilatorio que les liquida la Caja de Retiros de la institución.

De acuerdo con repercusiones reunidas por Clarín entre oficiales superiores, la medida provocó "sorpresa" y "expectativa". Los jefes reconocieron que se trata de una decisión "inédita" y desconocen cómo será la operatoria con los agentes que se reincorporarán.


La mayor fuerza de seguridad civil armada de la Argentina tiene poco más de 105 mil hombres y mujeres en sus filas. "La Bonaerense necesita por lo menos 20 mil personas más. Está desbordada", dijo a Clarín Nicolás Masi, ex policía y dirigente de la entidad denominada Sindicato de Policías Bonaerenses (Sipoba).

Hace una semana el gobernador Axel Kicillof y Berni estuvieron en la graduación de 9.000 cadetes que egresaron de las diferentes academias. El acto se hizo en la escuela Juan Vucetich, de Berazategui.

A esos uniformados le resta aun la práctica en la calle, que se realizará en el operativo de verano y en otros destinos. Pero aún no pueden estar en una comisaría o en trabajo de prevención en los sitios calientes del Conurbano.

De acuerdo con las estimaciones que hace Masi, "no hay más de 10.000 efectivos en condiciones de incorporarse". Aclaró que la mayoría de los policías retirados es mayor de 60 años. "Un efectivo con 35 años de antigüedad se jubila con entre 50 y 60 años. No podés incorporar un policía con 55 o 60 años para estar en la calle", fue su evaluación.

Además, el Gobierno provincial mantiene el refuerzo que llega de fuerzas federales como Gendarmería, que tiene desplegados casi 2.000 agentes en localidades y en puntos críticos del Gran Buenos Aires. Sin embargo, Berni cuestionó la "falta de coordinación" de ese envío de refuerzos que dispuso en su momento la ex ministra Sabina Frederic.

Ahora, con la gestión de Aníbal Fernández, parecía que la relación entre los ministros de Nación y Provincia volvería a ser aceitada. Pero un enfrentamiento dialéctico y por redes sociales cruzó otra vez a los funcionarios, en este caso por el manejo de los incidentes provocados por agrupaciones que se autodenominan herederos de los pueblos originarios en El Bolsón, provincia de Río Negro.

Para Berni, se trata de acciones "terroristas" y Fernández cuestionó esa valoración. Enseguida llegó una dura réplica del ministro provincial en Twitter.

Te puede interesar