Berazategui: piden juzgar por “homicidio agravado” a policía que mató al abusador de sus hermanas

Municipios - Berazategui 20 de julio de 2022 Por AOL
Es lo requerido por la fiscal Gabriela Mateos. El abogado defensor exigió reconocer el accionar bajo “emoción violenta”.
HOLA

En un extraño giro de la investigación, la agente de la Policía Bonaerense que en junio del año pasado mató a su tío luego de enterarse que abusaba de sus hermanas, y a sabiendas de que anteriormente lo había hecho con ella, podría ser juzgada bajo una carátula de “homicidio agravado”, con lo cual una eventual condena sería entre 10 y 25 años de prisión efectiva.

Se trata de Nahir Carrizo, de 25 años de edad, quien cumplía funciones en el Comando de Patrullas de Quilmes y mató de tres tiros a su propio tío, Lucio Larramendia, de 52, luego de que sus dos hermanas, de 8 y 13 años, le contaran que habían sido abusadas por él.

La misma Carrizo había sido víctima de Larramendia durante su infancia y, bajo una aparente y fundada emoción violenta, decidió tomar su arma, ir a la vivienda de su familiar –distante unos 30 metros de donde se encontraba–, confrontar a su abusador y finalmente asestarle tres disparos, uno de ellos en el cráneo.

Tras el hecho la efectivo de La Bonaerense fue detenida y, si bien estuvo un mes tras las rejas, fue luego liberada y ahora la fiscal Gabriela Mateos, titular de la UFI Nº 3 Descentralizada de Berazategui, pidió que el caso se encuadre como un “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, sin valorar ningún atenuante.

Por su parte, la defensa de Carrizo –representada por el abogado Lautaro Slpizer– requirió que antes de que se conforme el Tribunal para el juicio, se tenga en cuenta que el temperamento de la imputada fue tomado bajo el contexto de emoción violenta, lo qu reduciría la pena a entre los 3 y los 6 años, como máximo.

Ahora deberá resolverlo el juez Gustavo Alejandro Mora, titular del Juzgado de Garantías Nº 7 de Berazategui, perteneciente al Departamento Judicial Quilmes, el mismo que oportunamente le otorgó la prisión domiciliaria a Carrizo.

En ese momento, Mora valoró el testimonio de la detenida quien en su relato aseguró que cuando blandió su arma reglamentaria frente a su abusador, éste le dijo: “Te voy a meter la pistola en la concha”, que fueron las últimas palabras que escuchó de su abusador antes de dispararle tres veces y darle muerte.

Crédito - ANDigital -

Te puede interesar