Denuncian que en Villa Azul suspendieron ollas populares, comedores comunitarios y que los alimentos no llegan

Quilmes 25 de mayo de 2020 Por Comunicado de Prensa
El Partido Obrero de Avellaneda denuncia que desde el gobierno de la Provincia de Buenos Aires, definieron la suspensión de las esenciales ollas populares y comedores, que alimentan centenares de habitantes de forma diaria. A la par, se comprometieron a dotar a los vecinos de alimentos e insumos, pero esos productos no llegan, tal como denuncian en el barrio.
imagen

-Denuncia del Partido Obrero-

Villa Azul: exigimos inmediatas respuestas frente a la crisis!

Luego de cuatro jornadas de encuestas y testeos en la Villa Azul, el saldo es de por ahora 84 infectados y más de cincuenta a definir. Frente a esto los jefes municipales de Quilmes y Avellaneda, resolvieron aislar de forma estricta, por quince días, a los más de 8000 vecinos, que sobreviven en precarias condiciones alimenticias y habitacionales. Este encierro es dirigido y efectuado con patrullajes internos y postas de las fuerzas represivas especiales de GEOF y la Policía Bonaerense.

Como parte de este cierre, desde el gobierno de la Provincia de Buenos Aires, definieron la suspensión de las esenciales ollas populares y comedores, que alimentan centenares de habitantes de forma diaria. A la par, se comprometieron a dotar a los vecinos de alimentos e insumos, pero esos productos no llegan, tal como denuncian en el barrio.

Los reclamos de vecinos y trabajadores de Villa Azul reflejan el estado crítico de supervivencia en el barrio, al igual que en los más de 10000 villas y asentamientos que hay en el conurbano.

Los 84 casos amenazan con multiplicarse en el barrio, como así en la Villa Itati (más de 40.000 personas), ubicada a muy pocos metros de Azul, donde ya existen casos de Coronavirus, pero los testeos son muy limitados.

Pese a la ausencia de agua potable, cloacas, redes pluviales, asfalto, y red de gas, crisis habitacional, hacinamiento, e índices de pobreza e indigencia, Ferraresi y Mendoza han congelado el presupuesto en salud y acción social.

 

Desde el Polo Obrero exigimos a los gobiernos provincial y municipales:

 

 -Retiro de las fuerzas represivas de Villa Azul, la cuarentena no puede garantizarse con represion

 

Por un plan de emergencia:

 

- Que el Estado garantice testeos masivos a las familias, contactos estrechos y vecinos de las personas infectadas. Si existen infectados en alguna organización, extender los testeos a los integrantes de la misma.

-Se debe aislar y tomar todas las medidas necesarias con otros posibles portadores del virus y así frenar el virus.

-Acceso seguro al agua potable.

- Reubicación en hogares de transición para los infectados y sus familias de ser necesario. Es imposible pensar en aislamiento y recuperación en condiciones de hacinamiento.

-Plan sistemático de desinfección en espacios comunes del barrio.

-Entrega de kits de limpieza e higiene para todas las familias.

-Triplicación del presupuesto en salud y acción social.

-Unificación del sistema sanitario.

-Subsidio de $30.000 a todos los trabajadores desocupados y que no cuenten con ingresos.

- Entrega de alimentos suficientes, a todos los habitantes controlados por los vecinos del barrio.

- No al cierre de comedores populares y copas de leche, el Estado debe garantizar la desinfección y todos los elementos de higiene y protección personal para sostener su funcionamiento.

- Que el Estado garantice información correcta del desarrollo de la enfermedad, las medidas de precaución, desinfección, cuidados y signos de alarma.

- Conformación de comité territorial de seguridad e higiene, integrado por los vecinos, las organizaciones sociales y trabajadores de la salud, que tengan en sus manos el control y seguimiento del protocolo de acción.

- Que las autoridades provinciales y municipales rindan cuentas a este comité de todas las decisiones y medidas que se llevan adelante.

Te puede interesar