Murió el hombre que mató a un vecino, hirió a dos personas y se disparó en la cabeza en Quilmes

Quilmes 09 de noviembre de 2020 Por Ahora Online
El hombre que mató al dueño del inquilinato donde se alojaba su expareja, cuando no lo dejó entrar a buscarla, y luego protagonizó un raid en el que hirió a tiros a un peluquero y a una policía, hasta que se disparó en la cabeza en Quilmes, falleció esta madrugada, informaron hoy fuentes judiciales. Ver más
hombre

Murió este domingo el hombre que mató a un vecino, hirió a dos personas y se disparó en la cabeza en Quilmes cuando intentaba encontrar a su expareja. El agresor de 40 años, identificado como Rolando Reinaldo Delgado, permanecía internado en grave estado en el Hospital Isidoro Iriarte, donde los médicos le habían diagnosticado muerte cerebral el último miércoles.

De acuerdo con lo informado, Delgado fue trasladado de urgencia al centro de salud luego de asesinar al dueño del inquilinato donde se alojaba su expareja, quien no le permitió entrar a buscarla. Acto seguido, desató un raid criminal en el que hirió a tiros a un peluquero y a una policía, para luego dispararse frente a un templo evangelista de la zona.

Tras sufrir un daño irreversible en el cerebro y permanecer cinco días internado con custodia policial, el hombre murió este domingo cerca de las 5, según confirmaron fuentes judiciales.

El fiscal Jorge Saizar, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Quilmes, estableció el sobreseimiento de Delgado tras la extinción de la acción penal por la muerte del imputado, como lo establece el artículo 323 del Código Procesal Penal de la provincia de Buenos Aires. Estaba acusado por los delitos de “homicidio, tentativa de homicidio, lesiones leves y tentativa de suicidio”.

El caso
Todo comenzó el lunes cerca de las 19 en un inquilinato de la calle Jujuy al 3881, hasta donde llegó Delgado a buscar a su expareja, Yohana Elizabeth Alarcón (28), quien vive allí desde hace tres meses con sus hijas.

Sin embargo, en la puerta de acceso se encontró con Roberto Carlos Giménez (47), el dueño del lugar, que le prohibió la entrada. Entonces, Delgado sacó un arma y lo mató de un balazo, mientras que la mujer escapó por el balcón de la propiedad.

Ante esta situación, el asesino se dirigió hasta una peluquería y barbería ubicada entre las avenidas Zapiola y Mosconi, donde trabajaba su expareja, pero no la encontró y le disparó al peluquero, identificado como Nahuel Nievas (22), que sufrió una herida en el hombro derecho.

Luego, Delgado siguió buscando a Alarcón y fue hasta la comisaría 5ta del barrio La Cañada, donde la joven había hecho la ampliación de una denuncia por violencia de género contra él. Allí, ingresó y disparó varias veces hasta herir a una agente, que también está fuera de peligro.

Finalmente, el hombre se trasladó hasta un templo evangelista al cual asistía, ubicado en las calles República del Líbano y calle 390, y tras no encontrar al pastor y al verse rodeado por la policía, se disparó en la cabeza.

En el lugar del último hecho las autoridades incautaron un revólver calibre 38 largo con seis cartuchos en su interior, además de otras 32 municiones adicionales entre sus prendas.

Tras lo ocurrido, Mabel, la esposa del hombre asesinado, contó en TN que Delgado había sido denunciado en seis oportunidades por su expareja por violencia de género. “Él estaba obsesionado con Johana”, aseguró.

Te puede interesar