Sujeto tomó de rehenes a dos empleadas en un juzgado de Florencio Varela

Municipios - Florencio Varela 07 de marzo de 2022 Por AOL
El sujeto ingresó con una cuchilla de carnicero y retuvo a una empleada de la mesa de entradas y a un auxiliar. Intervino el Grupo Halcón que encabezó la negociación. Los detalles.
Grupo-Halcon-696x478

Un hombre retuvo secuestradas a dos empleados de la Defensoría Civil Nº 24 de Florencio Varela, dentro de una oficina y portando una temeraria un arma blanca, y luego de más de tres horas de tensión finalmente fue reducido y detenido por efectivos de la Policía Bonaerense.

El episodio se inició pasadas las 10.30 horas de este lunes en las oficinas ubicadas en la calle Lavalle al 300 del mencionado distrito del Conurbano bonaerense sur, a donde Mario Luis Cáceres se dirigió portando una cuchilla de carnicero y tomó por la fuerza a la empleada de la mesa de entradas y a un auxiliar letrado.

Ta tensión fue aumentando a medida que iba arribando personal policial, y en ese ínterin se supo que el sujeto, de 47 años de edad, había sido excluido días atrás de su domicilio por el Juzgado de Familia Nº 1 de Varela, que además le había interpuesto una restricción perimetral.

Te puede interesar

nenaFlorencio Varela: Escalofriante relato del médico que hizo la autopsia a Silvina Nuñez

Además de los efectivos arribó al lugar el fiscal Hernán Bustos Rivas, titular de la UFI Nº 5 Descentralizada de Varela, dependiente del Departamento Judicial Quilmes, quienes comenzaron un proceso de negociación con el captor hasta que llegó el Grupo Halcón.

Tras arduas conversaciones con el enardecido sujeto, que también incluyeron la participación de agentes de la Superintendencia de Fuerzas de Operaciones Especiales (FOE) y de la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas de la Policía Bonaerense, fue reducido y detenido por el los uniformados alrededor de las 14 horas.

FOTOV

De acuerdo al testimonio del fiscal, reproducidos por el portal de TN, Cáceres tenía un discurso “delirante”, que “no tenía una exigencia concreta” y que llegó a mencionar versículos de la Biblia. Incluso mencionó que “hacía changas” y durante la toma de rehenes pidió una bordeadora.

Tras el hecho fuentes judiciales informaron que el hombre tiene una denuncia por violencia de género, golpes y amenazas contra su exmujer y sus hijos, y que además cuenta con denuncias de vecinos por peleas callejeras y actitud temeraria en el barrio.

Te puede interesar