ALLANARON LA CASA DE UN COMISARIO DE LA POLICÍA BONAERENSE EN BUSCA DE PISTAS DE LOS JÓVENES DESAPARECIDOS EN FLORENCIO VARELA

Municipios - Florencio Varela 16 de diciembre de 2022 Por AHORAONLINE
Los investigadores que buscan a Lautaro Morello y Lucas Escalante allanaron la casa de un comisario mayor de la policía bonaerense para tratar de encontrar algún rastro de los jóvenes, de 18 y 26 años respectivamente, desaparecidos el viernes pasado.
TRES

Según fuentes de la investigación judicial, el allanamiento se concretó en la vivienda situada en el barrio La Capilla, a pocos metros de la ruta provincial 53, a partir de la declaración de un testigo que afirmó haber visto a los jóvenes, a bordo de un automóvil BMW 135 azul, el viernes pasado, minutos después de las 22.30.
El testigo indicó que los jóvenes que circulaban en la cupé BMW le preguntaron por la casa del comisario. Cuando los investigadores judiciales le consultaron a la familia de Lucas si el muchacho conocía a alguien en la zona, los parientes del muchacho respondieron que el joven era amigo del hijo del comisario mayor en actividad.

Con este dato, un grupo de efectivos de Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes irrumpió con perros en la vivienda del jefe policial para tratar de encontrar algún rastro de los jóvenes. Pero el allanamiento tuvo resultado negativo.

Aunque, por una serie de indicios, los investigadores establecieron que la cupé BMW estuvo estacionada en la puerta de la vivienda la noche que Lucas y Lautaro desaparecieron. Cuando los funcionarios judiciales le preguntaron al hijo del comisario mayor si había visto a Lucas y Lautaro esa noche, el muchacho, de 24 años, que estudia en la escuela de oficiales de la policía bonaerense Juan Vucetich, dijo que no estuvo con ellos.
Según fuentes de la investigación, el hijo del oficial superior de la fuerza de seguridad provincial habría mentido para ocultar un elemento que lo compromete: sospechan que le entregaba a Lucas vales destinados a la carga de combustible de móviles policiales.

A partir del hallazgo de esta prueba, la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense inició un sumario administrativo contra el comisario mayor por la presunta malversación de caudales públicos, por el supuesto desvío de los vales para la carga de combustible que debían estar destinados a los patrulleros.

Debido a que el comisario mayor no fue imputado formalmente en la desaparición de Lucas y Lautaro, su identidad se mantendrá en reserva. Por ahora, se lo investiga por una falta administrativa.
Con respecto al hijo del oficial superior, la situación parece más complicada. Dijo que no había estado con Lucas y Lautaro cuando, en realidad, la cupé BMW del primero de ellos, fue vista en la puerta de la vivienda. Sin embargo, este elemento no resultó suficiente para que la responsable del Ministerio Público de Florencio Varela, ordenara su detención. Por ahora.

La situación del hijo del comisario mayor podría cambiar en las próximas horas. El destino de ese joven está atado al resultado de los relevamientos de más cámaras de seguridad en la zona del barrio La Capilla y los cruces de las comunicaciones telefónicas.

Hasta el momento se sabe que Lucas, a bordo de su cupé BMW azul, pasó a buscar por su casa a Lautaro el viernes pasado, después del partido entre los seleccionados de la Argentina y Países Bajos, con el objetivo de ir a festejar el triunfo argentino en el Mundial de Qatar.

Esa noche, a las 23.30 la madre de Lautaro, ante la falta de noticias de su hijo, radicó la denuncia por averiguación de paradero en la comisaría 4ta. de Florencio Varela, situada en la localidad de Bosques. Dos días después, la policía encontró la cupé BMW de Lucas en la banquina, a un costado de la ruta provincial. El automóvil estaba vacío e incendiado; sin rastros de ambos jóvenes.

Cuatro días después de la desaparición de Lucas y Lautaro y luego del temporal que arreció la zona el domingo por la noche, un grupo de policías concurrió al lugar del hallazgo del automóvil a retirar la cupé BMW y a rastrillar el área.

Pero la búsqueda con perros tuvo resultado negativo. Los policías no encontraron ninguna pista que abonara la presunción de que Lucas y Lautaro estuvieron en el lugar donde fue descartado el vehículo, en medio del campo, a más de diez kilómetros del barrio La Capilla.

A partir de la reconstrucción del recorrido realizado por el conductor de la cupé azul, los investigadores determinaron que, a las 22.30, un testigo vio a Lucas y a Lautaro en el barrio La Capilla, cerca del destacamento. Los jóvenes, según el testigo, le preguntaron por la ubicación de la casa del comisario mayor.
A las 22.38, el automóvil de Lucas fue grabado por la cámara de seguridad de un country situado sobre la ruta provincial 53. Entre las 22.50 y las 22.30, el vehículo con Lucas y Lautaro se detuvo en la estación de servicio situada en el cruce de la avenida Eva Perón y Cacheuta. En esa zona, un poco más poblada, la ruta provincial 53 se denomina Eva Perón. Además del carril principal tiene dos colectoras Este y Oeste.

La estación de servicio está sobre la colectora Oeste. Allí, uno de los jóvenes habría descendido del vehículo para comprar una gaseosa. Después, los jóvenes, a bordo de la cupé BMW se dirigieron rumbo a La Capilla, donde se cruzaron con el testigo al que le preguntaron por la casa del comisario mayor.

En ese momento apareció en escena un segundo vehículo, un Peugeot 208. Dicho rodado fue grabado por la misma cámara de seguridad del country, inmediatamente detrás de la cupé BMW de Lucas. Este segundo automóvil todavía no fue localizado por los investigadores, pero se tiene la certeza de que estaba en la zona, entre las 22.30 y las 22.50, cuando Lucas y Lautaro fueron vistos con vida por última vez.

Esos horarios coinciden con el momento en que los celulares de ambos jóvenes dejaron de registrar alguna actividad: a las 22.30.

Con toda esta información que fue incorporada en el expediente y se sumó a las declaraciones de más de 60 testigos, los investigadores concentraron la búsqueda en las adyacencias de la ruta provincial 53, donde hallaron la cupe BMW quemada y en la casa del comisario mayor, el último lugar donde estuvieron Lucas y Lautaro. 

Fuente: lanacion.com.ar

Te puede interesar