FUERTE DENUNCIA POR VIOLENCIA OBSTÉTRICA Y MALA PRAXIS EN EL HOSPITAL EVITA PUEBLO DE BERAZATEGUI

La denuncia pública la hace en las redes una menor que perdió a su hija horas después de haber nacido. “Desafortunadamente, tanto mi hija como yo caímos en manos de profesionales incompetentes”.

Municipios - Berazategui 12 de junio de 2023 AHORAONLINE
HEP

La denuncia pública la realizó una joven madre, Sofía Guadalupe, quien perdió a su hija horas después de haber nacido su hija. Se multiplican las denuncias contra el nosocomio local. 

A continuación el descargo de la madre (Texto corregido):

"El día 03/06 ingresé al Hospital Evita Pueblo con una orden de inducción para mi parto, con 41.5 semanas de embarazo. Desafortunadamente, tanto mi hija como yo caímos en manos de profesionales incompetentes.

El sábado 03, comencé a experimentar contracciones a las 9 de la mañana, con una dilatación de 2 centímetros y una orden para la inducción. Me llevaron a la sala de internación y ahí comenzó mi calvario. A las 12:00 del mediodía, ya tenía 5 centímetros de dilatación, según lo que me dijeron, todo iba bien. Los dolores eran insoportables, nunca había pasado por un trabajo de parto antes, por lo que pensaba que era normal, según lo que ellas me decían. A las 16:00 horas, alcanzé los 8 centímetros de dilatación y ahí es cuando todo empeoró. Comenzaron a tratarme bruscamente, sus tactos no eran como los que hacían a cualquier otra embarazada. Rompieron mi bolsa, lo cual provocó un sangrado que, según ellas, era normal. También me quitaron el tapón mucoso y los dolores se volvieron insoportables.

A las 17:00 horas, mi dilatación aumentó a 9 centímetros, acompañada de una gran cantidad de sangre. Mi madre les preguntaba si era normal tanto sangrado y ellas decían que sí. No tengo palabras para describir mis dolores, les pedí por favor que me pusieran el goteo, ya que mi parto era inducido, pero no querían hacerlo, decían que debía alcanzar los 10 centímetros de dilatación por mi cuenta.

Lloré, les supliqué que me pusieran algo, ya que no soportaba más la hemorragia y los dolores. Lo único que me pusieron en el suero limpio fue buscapina.

Llegaron las 20:00 horas y mi madre comenzó a quejarse, yo ya no tenía conciencia. Llamaron a la jefa de obstetricia, quien realizó un tacto brusco, abriéndome la vagina como si abriera una cortina. Le preguntó a la persona a cargo del turno por qué no me hacían parir si ya tenía 9 centímetros de dilatación, y ella le respondió que tenía que alcanzar los 10 centímetros por mi cuenta. Mi madre notó el mal trato y la echaron, la sacaron de la sala para que no escuchara lo que decían. Las cuatro personas presentes se miraron entre sí y ella dijo que no le gustaba la cantidad de sangre que estaba saliendo.

Me preguntaron si quería una cesárea y les respondí que sí, que por favor ya no soportaba más. Durante todo el trayecto desde la sala de parto hasta el quirófano, intentaron convencerme de que era culpa mía que tuvieran que hacer eso, porque yo no colaboraba. Me prepararon, nació mi hija, la escuché llorar y la vi.

Unos minutos después, una enfermera vino y me dijo que tenían que ponerle un respirador porque no se adaptaba al aire natural. 

Salgo de cirugía y pregunto por mi hija, pero nadie sabía nada. No querían proporcionarle el informe médico a mi familia ni a mí. Tuvimos que llevar a un médico externo al hospital para que investigara lo que estaba sucediendo. Durante algunos de sus "tactos" grotescos, lastimaron a mi hija y, debido al miedo, ella defecó y aspiró ese líquido que ingresó a sus vías respiratorias. Mi hija agonizó durante tres días, la mantuvieron con una sonda, un respirador y le administraron drogas en su corazón para mantenerlo latiendo. Intentaron culparme diciendo que yo tenía problemas de salud, lo cual no es cierto, ya que tengo todos mis estudios al día. 

Ahora tengo que hacer un seguimiento ginecológico porque me destrozaron el útero y no sé si podré tener hijos en el futuro. Actualmente estoy en juicio contra el Hospital Evita. Sé que esto no me devolverá a mi hija, pero quiero buscar justicia y asegurarme de que ninguna madre y ningún bebé tengan que pasar por esto. Casos como el mío hay millones, pero la gente deja pasar el dolor. Yo no lo permitiré, llegaré hasta las últimas consecuencias y todos los responsables pagarán por lo que hicieron. Por favor, compartan esta historia para que llegue a más personas. Justicia por Alaí".

 

 

 

Te puede interesar
Lo más visto
gas

CONSEJOS PARA AHORRAR EN GAS

AHORAONLINE
Actualidad Ayer

Conocer cómo se compone una factura, cuáles son los conceptos facturados, los cuadros tarifarios vigentes y las formas más eficientes para hacer uso de la energía nos permite ser conscientes a la hora de usarla, e impactar positivamente tanto en la reducción de la factura, como en el cuidado del gas, un recurso no renovable.