Kicillof Inauguró en Varela la Subdelegación de la Policía Científica

Florencio Varela 02 de diciembre de 2020 Por Ahora Online
La ubicación de la dependencia, en Sargento Cabral en la intersección de Calchaquí y Alfonsina Storni, es fundamental por su proximidad con la Comisaría de la Mujer e instalación en uno de los centros comerciales más importantes del distrito.

El Jefe Comunal de Florencio Varela, Andrés Watson y el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof protagonizaron la puesta en funcionamiento de la primera etapa del edificio donde opera el Cuerpo Médico Forense de las fuerzas de seguridad bonaerenses.

El alcalde califica al proyecto como clave para la región Florencio Varela, Quilmes y Berazategui, cuya arquitectura “es el resultado de una planificación en función de las necesidades de las víctimas y para el correcto desempeño de las tareas de sus trabajadores”, expresó.

Watson destaca: “el gobernador decidió continuar con el segundo tramo para concluir este módulo”.

Así mismo, Kicillof ratifica que “junto al intendente le decimos a la comunidad de Florencio Varela que vamos a completar la obra”.

Según la máxima autoridad bonaerense resulta “significativa la colaboración Nación, Provincia, Municipio para empezar a mostrar una transformación”. De esta manera, “felicito a este inmenso intendente que trabaja incansablemente, aún en los peores momentos”.

La ubicación de la dependencia, en Sargento Cabral en la intersección de Calchaquí y Alfonsina Storni, es fundamental por su proximidad con la Comisaría de la Mujer e instalación en uno de los centros comerciales más importantes del distrito.

De este modo, el Ejecutivo Municipal optimiza los tiempos en el traslado de vecinas y vecinos que requieran de exámenes periciales.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni remarcó al distrito como “un lugar donde nos sentimos apoyados permanentemente por las decisiones y acciones que toma su intendente”.

La edificación contempla una singular distribución de espacios que preserva a las víctimas. Los interiores evidencian divisiones necesarias, un circuito proyectado para proporcionar atención prioritaria a los damnificados, quitando las posibilidades de compartir espacios con el victimario. El esqueleto metálico es montado en una superficie que supera los 250 m2, con una cubierta trapezoidal y cielorraso de placa de yeso desmontable; carpinterías de aluminio; instalaciones eléctricas e hidráulicas; refrigeración/calefacción; mobiliario; parquizado.

Te puede interesar