BERAZATEGUI: LA FAKE NEWS OFICIAL

Municipios - Berazategui 10 de mayo de 2022 Por AOL
Este martes el intendente de Berazategui recorrió la obra abandonada en el 2014 y en la cuenta oficial apuntó contra la gestión provincial anterior. “En Kennedy Norte vamos a culminar la edificación de 300 viviendas que quedaron paradas durante la gestión provincial anterior”.
ruinas1

Durante este martes el intendente de Berazategui, Juan José Mussi, recorrió una obra abandonada durante la gobernación de Daniel Scioli (Intendencia de Patricio Mussi), pero desde la cuenta oficial del Barón apuntaron contra la administración anterior.

Todo se da en el marco de la decisión del Gobierno provincial de poner en valor 300 viviendas que fueron saqueadas y que se encuentran en ruinas desde el año 2014. Para esta iniciativa el gobierno de Axel Kicillof invertirá unos 3 mil millones de pesos.

El proyecto incluye la infraestructura del complejo, con la realización de redes de gas, agua potable, cloacas, desagües pluviales, obras viales, alumbrado público, red de media y baja tensión y una planta de tratamiento cloacal. Además, se llevarán a cabo veredas, cercos perimetrales y la forestación del predio.

En modo de agradecimiento y en una recorrida que se dio este martes en la zona, desde la cuenta oficial del intendente Juan José Mussi, apuntaron contra la administración provincial anterior, culpando por el abandono. Lo cierto es que esto no fue así.

CUENTA OFICIAL

Allá por el 2009 comenzó el proyecto de un plan de viviendas en el barrio Kennedy Norte, Hudson. Allí se construirían 300 viviendas que serían adjudicadas a las personas que más lo necesiten pero nada de eso se concretó. 

La misma contaba con la financiación y ejecución del ministerio de Obras públicas de la Nación, con el apoyo de la Provincia de Buenos Aires y del Municipio de Berazategui. A mediados del 2014 con Cristina Fernández de Kirchner en nación, Daniel Scioli en Provincia de Buenos Aires y Patricio Mussi como intendente de Berazategui, el proyecto fue abandonado con el 87% de la construcción finalizada. ¿Qué pasó? Faltaban las conexiones de los servicios públicos, agua, luz, gas, cloacas, etc. Sin embargo, esas casas quedaron casi listas, pero nunca fueron entregadas.

Durante los últimos meses del 2014 ante la poca y casi nula presencia de seguridad para cuidar la inversión pública, vecinos de alrededores comenzaron a saquear las viviendas y estas quedaron completamente en ruinas. Los techos son inexistentes, las puertas y las ventanas, que ya estaban colocadas, desaparecieron. Todo quedó destruido. 

En el predio ya hubo al menos tres intentos de tomas, en todos los casos fue gendarmería quien no les permitió el ingreso. El último, el más importante en donde 100 familias habían hecho posesión. Con en el pasar del tiempo se convirtió en un gran basural.

Te puede interesar