A 21 AÑOS DE LA MUERTE DE "EL POTRO" RODRIGO EN BERAZATEGUI

Sociedad 24 de junio de 2021 Por AOL
En la madrugada del 24 de junio del 2000 en la Autopista Buenos Aires – La Plata, se mataba Rodrigo Bueno tras un siniestro automovilístico a la altura del kilómetro 26, Berazategui.

Era la madrugada del 24 de junio de 2000 cuando Rodrigo Bueno, acompañado por cinco personas, perdió el control de su camioneta Explorer, a la altura de Berazategui, al volver de La Plata por la Autopista, tras rozar otra camioneta, una Blazer con vidrios polarizados. El cantante salió despedido de la cabina, y su deceso fue inmediato. Allí también murió Fernando Olmedo, hijo del comediante Alberto Olmedo.

DER

Hoy, que se cumple el vigésimo primer aniversario de esta tragedia, bien vale explorar una historia conexa.

El velatorio de Rodrigo, realizado desde la noche siguiente en el salón de actos de la Municipalidad de Lanús, convocó a una multitud.

Hijo de Eduardo Pichín Bueno, productor musical, y de Beatriz Olave, compositora, El Potro, confeso hincha de Belgrano, se había convertido en el embajador de la música cordobesa en territorio porteño, sobre todo en tiempos en que la música tropical comenzaba a ganar espacio entre los jóvenes de clase media.

Su círculo íntimo siempre dejó en claro que Rodrigo tuvo que remarla, sobre todo porque tuvo que dejar su tierra natal para probar suerte en otro ambiente. Y vaya si tuvo éxito: con 27 años y valiéndose de un gran esfuerzo musical, tocó el cielo con las manos gracias al carisma y la humildad que desplegaba entre la gente, sumado a las participaciones mediáticas en los programas de chimentos y ni que hablar de sus fugaces romances.

2R

Poco antes de su muerte, en abril de 2000, Rodrigo vivió el momento culminante de su carrera cuando conoció a Diego Maradona en Cuba y llenó 13 estadios Luna Park al hilo, vestido de boxeador y con su tradicional pelo corto y colorido, en una ambiciosa puesta que contó con un imponente despliegue mediático. Si bien su música trascendió varias fronteras, su mayor conquista es la de seguir latente en los corazones de gran parte de los argentinos, e incluso en los principales estadios de fútbol, en especial el Gigante de Alberdi de Belgrano.

Como si esto fuera poco, la leyenda de Rodrigo también llegó a la pantalla grande. En el 2018 se estrenó una película biográfica en su honor: "El Potro", una adaptación cinematográfica de la vida del cantante en la que participó su único hijo, Ramiro.

Te puede interesar